De la Era Matrix a la Era Avatar. Arquitectura Performativa

En Diario de Arquitectura (suplemento de Clarín, 20 de julio de 2010) salió una entrevista al arquitecto catalán Enric Ruiz Geli acerca del impacto de las nuevas tecnologías en la construcción. Me sorprendí al encontrar las denominaciones “Era Matrix” y “Era Avatar” inspiradas en la forma de relacionarnos con las utopías Pabellón de la Plaza Temática “SED” de la Expo Zaragoza 2008técnicas de nuestras épocas. Creo que la metáfora vale aún más allá del ámbito del urbanismo,  para poner en juego nuestra posición frente a las nuevas formas de relacionarse, en esta dicotomía entre información y cuerpos humanos que sienten en red. Como no encontré la versión on line, me tomé el trabajito de transcribir algunas partes, que aquí les propongo disfrutar.

_¿Cómo afecta a la arquitectura esta era de la información que estamos viviendo?

En principio diría que esa era de la información o “Era Matrix” ha sido ya reemplazada por la “Era Avatar”, que plantea el retorno a la naturaleza desde la tecnología. Lo cierto es que antes de ésta era de la información podíamos gestionar algunos elementos como el sol, el viento, los vecinos, el urbanismo.  Hoy, gracias a la tecnología, podemos gestionar el cambio climático, el peso del edificio por m2, la cantidad de m2, la cantidad de Co2 que emitimos a la atmósfera, el ciclo de los materiales. Estamos en un mundo en el que podemos gestionar mucha información y conforme va aumentando la información aumenta nuestra responsabilidad como arquitectos y aumenta la conciencia de la ciudadanía. Se ha discutido mucho esto de la brecha digital y la supuesta pérdida del humanismo. Probablemente sea al revés: gracias a la posible ubicuidad de la tecnología habrá un nuevo Renacimiento basado en lo que nosotros llamamos biosfera. El planeta está pidiendo un trabajo comunitario y la arquitectura debe operar como un guión fundamental que, así como antes fue el valor de la fachada, ahora es la energía.
Arquitectura performativaEdificio Media Tic, BarcelonaLa arquitectura no es algo sólido, estático, es algo vivo, que actúa, performa, respira.Como la naturaleza que también performa: la biosíntesis, la fotosíntesis. Mientras la arquitectura de Gaudí miraba la naturaleza por su geometría, por su forma, la arquitectura performativa la mira por su química, su física y su ciencia interna: los árboles recogen agua, producen oxígeno, queman CO2, son fábricas de alimentos, de plantas, de medicamentos. Si queremos que la arquitectura sea naturaleza, debe ser performativa.

El edificio Media TIC se trata de una estructura que queda a la vista, que es liviana, que permite espacios diáfanos, que libera la planta baja y permite que esta sea una continuidad del espacio público. Actúa como una red y no se resuelve a partir del cálculo de un punto, sino que son necesarios cálculos para todos los puntos, con una eficiencia que se traduce en optimizar el peso. En la era digital la estructura no es gravedad, no es tectónica, no es masa, es conectividad. Además se ha usado pintura bioluminiscente que absorbe luz durante el día para irradiarla durante la noche, como una medusa. Ese sería el mundo Avatar.

Deja un comentario

Archivado bajo Arquitectura

Está ahí, (no) lo veo, me twitea

Mtv lanzó hace pocos días la búsqueda de su primer Twitter Jockey, nueva estrella del canal que tendrá a su cargo mantener al tanto a sus followers  de lo que ocurre tras bambalinas en los eventos especiales como el Mtv Movie Awards, con algunas pocas salidas al aire por televisión. Hay 18  candidatos preseleccionados por el canal, más 2 próximos a elegirse entre los que se postularon en la nominación abierta. Todos ellos se enfrentarán en duelos virtuales eliminatorios en Twitter, y en Agosto culminará la elección con un gran show televisivo final desde Nueva York. No es para nada casualidad todo este recorrido de reality show para algo que no es más que la elección de un empleado de una empresa. ¿No es más que eso?

Veamos, Mtv dejó de ser hace tiempo Music Television. Sigue siendo pop, sigue siendo teenager, pero no es music. Es el emporio de cientos de reality shows, que han logrado hasta sacarle el rock y la dignidad al legendario Ozzy Osbourne.  Desde hace ya una década fue la vanguardia de aquella nueva tendencia mundial  de televisión sin cuarta pared.Y supo bucear en contenidos exitosos de internet para refritarlos en su pantalla: veáse Alejo y Valentina o La loca de Mierda. Ahora, cuando eso ya no alcanza, cuando las bambalinas huelen a ficción otra vez, Mtv se lanza al ataque.

No es un empleado más, no es cualquier community manager. Es el resucitador de la televisión. La mantiene viva porque mantiene la magia del contacto. Si twitea está en mi celular, en mi computadora, está lo más cerca que la tele pudo entrar nunca. Si es el “transparentador”  del show, su elección tiene que ser transparente y ser show.

Vemos hoy que las redes sociales se cuelan en la agenda de los medios televisivos cuando generan algún suceso que es considerado noticia,cuando un viral de youtube sirve para rellenar el espacio de la famosa “nota color”  o algún programa tiene un señor que lee algunos tweets  del día como antes se pasaba revista. Tenemos los programas que reciben mensajes en su muro de facebook, como antes lo hacían por teléfono o mail.Tenemos también todo el fenómeno del periodismo ciudadano, los medios rogando el envío de videos-noticia, cambiando completamente su antigua noción de lo “televisable”con cierto grado de calidad fílmica.

Pero lo del MtvTJ es distinto señores. ¿Porqué? Porque cambia el eje sobre el que se constituye el contacto y la confianza en televisión tradicional: la mirada a cámara (o lo que Verón llamó Eje O-O) pierde protagonismo porque ya no es garantía de nada, no apela, está devaluada. Hoy contacto significa que Mtv (o su embajador) esté inmerso en la misma red que yo y mis amigos, que seamos (dis)pares nadando en el mismo agua (aunque el tenga tres millones de followers y yo 56), compartiendo la exacta limitación de 140 caracteres cada uno y la ilusión potencial de involucrarnos en las mismas conversaciones.

Como marcaba Eco (en un texto que ya va quedando viejito, pero que tiene brillantes hallazgos) acerca de lo que fue la Neotelevisión,  el problema de la verdad de los enunciados pasa a segundo plano: lo importante es la veracidad de la relación de enunciación.

Veremos como funciona esto del MTvTJ, pero podemos arriegar que hoy, tras paleo, neo y post tv, confianza implica saber que está ahí, aunque no lo vea, porque twitea.

5 comentarios

Archivado bajo Internet, Televisión